Claves para el Desarrollo Sostenible

Verificación de garantías y puesta en marcha de plantas industriales

Cuando se lleva a cabo un proyecto se suelen contar con plazos muy ajustados y este retraso se acumula provocando que la fase de puesta en marcha se deba llevar a cabo con poco tiempo disponible y muy cerca del cumplimiento del plazo final de entrega.

Esto conlleva afrontar con mucho riesgo la futura operación de la planta fruto de no haber llevado a cabo todas las verificaciones a realizar con el tiempo adecuado y, además, puede poner en juego parte de la inversión al no verificarse aspectos contractuales que pueden conllevar bonificaciones o penalizaciones.

Para lograr los mejores resultados y evitar estos problemas es de especial relevancia que nos apoyemos en compañías de solvencia reconocida para la realización de mediciones en procesos de puesta en marcha y analizar qué nos puede proporcionar el CEMS (Continuous Emission Monitoring Systems o Sistema de medición de emisiones continuo) para lograr los mejores resultados posibles.

Puesta en marcha de plantas industriales

Los procesos de puesta en marcha de plantas industriales comprenden diferentes fases para la finalización del montaje mecánico y habitualmente podemos considerar que las pruebas de entrega de planta podrían englobarse dentro de esta fase.

Un correcto proceso de puesta en marcha debe detectar y solucionar errores cometidos en la fase de montaje, evitando averías posteriores y reduciendo de este modo las necesidades de intervención de personal en la fase posterior de operación. La puesta en marcha tiene una gran influencia en el resultado de explotación de la instalación y es clave para garantizar los mejores resultados posibles.

Fases de la puesta en marcha

Las fases del proceso de puesta en marcha incluyen múltiples aspectos como:

  • verificación del montaje y modificaciones del mismo
  • energización
  • llenado de circuitos
  • etc.

En general, incluye todas las verificaciones de funcionamiento, configuración y pruebas de funcionamiento, optimización, pruebas de garantía o prestaciones y por ello ha de llevarse a cabo con un equipo multidisciplinar y contando con equipos específicos.

Importancia del personal y de los medios en la puesta en marcha

Para llevar a cabo una puesta en marcha con las mejores garantías, es imprescindible contar con expertos que usando el instrumental adecuado tomen de datos, muestras y realicen ensayos para determinar el estado real del proceso. Además, estas mediciones se pueden complementar con las aportadas por la instrumentación de planta y sirven también para verificar las lecturas de esos instrumentos.

En función de la envergadura de la planta, la puesta en marcha puede involucrar a entre 10 y 20 personas, para poder realizar las mediciones y operar los sistemas de control y es fundamental contar con una empresa externa que actuará como tercera parte independiente del constructor y la propiedad aportando las mejores garantías y objetividad al proceso.

Prueba de garantía de emisiones usando CEMS

Durante este proceso de puesta en marcha es común tener que realizar la prueba de garantía de emisiones y para ello podemos plantearnos usar datos del CEMS.

Para evaluar si es posible usar este sistema previamente debemos evaluar otros aspectos relacionados con el objetivo para el que se ha fabricado el CEMS, su precisión, calibración etc., de modo que podamos decidir si usar este sistema, pero con las mayores garantías, siempre y cuando hayamos asegurado previamente la fiabilidad y calidad de los datos que reporta y considerando que deberemos aplicar un plan de aseguramiento de calidad específico que se extienda durante las pruebas.

CEMS en la puesta en marcha

Es clave garantizar un proceso de puesta en marcha que cumpla con los requisitos exigidos y al que se le dedique el tiempo requerido, ya que en caso contrario va a tener influencia en el resultado de explotación de la instalación.

En este proceso de puesta en marcha toma mucha importancia llevar a cabo mediciones de control de emisiones y podemos para ello hacer uso del CEMS siempre y cuando garanticemos que sus condiciones operativas, de calidad y calibración son las adecuadas.

 

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.