Claves para el Desarrollo Sostenible

Compensación ambiental: ¿en qué consiste? – Caso real en Colombia

El crecimiento no planificado de las industrias es una de las causas de la degradación de bosques y espacios naturales. La quema indiscriminada de combustibles fósiles, el agua residual contaminada y la deforestación son algunas de sus consecuencias. A raíz de esto, algunas grandes industrias se han unido en la ejecución de medidas de compensación ambiental, con la finalidad de resarcir el impacto generado por este tipo de prácticas.

En INERCO, por ejemplo, hemos llevado a cabo un plan de compensación ambiental en uno de los parques nacionales más importantes de Colombia, el Vía Parque Isla de Salamanca (VIPIS).

¿Qué es una compensación ambiental?

La compensación ambiental consiste en el desarrollo y la aplicación de un conjunto de planes correctivos para subsanar el daño generado a los ecosistemas naturales. Daños causados por distintas actividades industriales como la deforestación, la extracción, el desarrollo de infraestructuras, entre otras.

New Call-to-action

De esta manera, mediante la compensación ecológica es posible mitigar los efectos de dichas prácticas en el medio ambiente.

Tareas que involucra un plan de compensación ambiental

Un plan de compensación ambiental busca implementar medidas de restauración y conservación en un espacio ecológicamente similar al área afectada. De igual forma, la compensación ecológica involucra, en lo posible, el uso de medidas de prevención que disminuyan la magnitud del efecto adverso generado en el lugar en donde se desarrollará algún proyecto industrial.

Entre las tareas que involucra la compensación ambiental, se encuentran las siguientes: 

Estudio del proyecto y establecimiento de objetivos

El punto de partida radica en identificar los factores que determinarán el plan de acción en la compensación ambiental. Para ello, primero es necesario estudiar la magnitud del daño de la actividad industrial: ¿Cuáles son los impactos ambientales no evitables? ¿Cuál es el valor de la pérdida ecológica? Al tener estos puntos claros, es posible determinar objetivos precisos. 

Planificación del proyecto de compensación ambiental

Con base en dichos objetivos, se iniciará la búsqueda de un espacio ecológicamente equivalente al afectado y se identificará cuáles son las labores capaces de compensar las pérdidas generadas por la actividad industrial. Además, se evaluarán los recursos tecnológicos, tácticos y humanos necesarios para ejecutar el proyecto.

Caracterización de fauna y flora 

Es necesario identificar cuál es la fauna y la flora que existe en el lugar que será compensado y en sus áreas conexas. Gracias a dicha identificación, es posible el establecimiento de límites funcionales de humedales y otras variables importantes que se pueden abordar durante la compensación ambiental para mejorar el ecosistema.

También, al categorizar la fauna, se pueden desarrollar planes de rescate y de posterior relocalización, según si es necesario o no.

Rehabilitación hídrica

El sistema natural hídrico en el espacio de la compensación ambiental debe contar con las condiciones óptimas para garantizar el bienestar de la flora y la fauna. Por esto es necesario identificar si las aguas requieren algún tratamiento de recuperación o higienización, o si los canales naturales deben ser limpiados o descongestionados.

Actividades de siembra

Una vez identificada la flora y preparado el espacio, se procede con las labores de siembra. Estas se ejecutan de la manera más ecológica posible, evitando o descartando por completo el uso de fertilizantes e implementando en medidas mínimas el laboreo de los suelos. La siembra promueve la reducción de la erosión del suelo, menor emisión de dióxido de carbono y previene la contaminación de las aguas superficiales.

Estrategias conjuntas con comunidades rurales

Las comunidades cercanas o que habitan en el espacio de compensación ambiental pueden participar activamente en estos proyectos. El objetivo es educar a las personas sobre la sostenibilidad y las prácticas ecológicas, esto no solo ayudará a agilizar procesos como la siembra, sino que también garantizará la conservación de la labor realizada, una vez culminado el proyecto de compensación ambiental

Compensación ambiental en Colombia: Vía Parque Isla de Salamanca

El parque nacional Vía Parque Isla de Salamanca es un área de 56.200 hectáreas que se contempla desde la carretera que comunica a Barranquilla con Santa Marta. La variedad de bosques de manglar, playas y ciénagas hicieron que fuera reconocida como uno de los Sitios Ramsar en Colombia. 

En este hábitat hay, aproximadamente:

  • 98 especies de invertebrados
  • 9 de anfibios
  • 35 de reptiles
  • 33 de mamíferos
  • 199 de aves
  • Y más de 140 especies de peces, 

Muchas de las aves son migratorias, motivo por el cual Vía Parque Isla de Salamanca es reconocido por ser un Área de Importancia Internacional para la Conservación de Aves (AICA) y se le conoce, además, como el “aeropuerto internacional de las aves migratorias

A pesar de todo ello, la hipersalinización del suelo, los incendios y otros  acontecimientos han afectado considerablemente este hábitat. Esto nos motivó en INERCO a desarrollar un plan de compensación ambiental en el que originalmente contemplamos 42 hectáreas del parque, pero que extendimos a más de 120 hectáreas. 

Así, en INERCO trabajamos en la rehabilitación hídrica de 5.822,78 metros de caños secundarios colmatados, la siembra y restauración de los manglares. Esto último en colaboración con las comunidades rurales de la zona. 

Los planes de compensación ambiental desarrollados por INERCO son un gran aporte que busca contrarrestar los daños causados por las industrias. Esto, a su vez, hace que las corporaciones sean conscientes de la magnitud del impacto que generan sus procedimientos, asumiendo la responsabilidad y convirtiéndose en parte vital de la solución.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.