INERCO ha asistido junto con otros 42 expertos de 18 países a la última reunión de TFIAM (Task Force on Integrated Assessment Modelling) en el marco de un contrato de asistencia técnica al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Se han presentado los resultados de los estudios más recientes para identificar estrategias a nivel nacional y europeo de control de la contaminación atmosférica, incorporando criterios de coste y eficiencia y los efectos sobre la salud humana, los cultivos y los ecosistemas.

TFIAM es un grupo de trabajo del Convenio de Ginebra sobre contaminación atmosférica transfronteriza a gran distancia (CLRTAP) que también da soporte técnico para la actualización de las políticas de la Unión Europea en materia de contaminación atmosférica. Cabe destacar que se está comenzando a trabajar en la revisión de la Directiva Techos (futuros límites nacionales vinculantes de cantidad de determinados contaminantes que pueden emitirse a la atmósfera) y de la Estrategia temática sobre la contaminación atmosférica (TSAP, Thematic Strategy on Air Pollution).

En materia de cambio climático, se ha subrayado la necesidad de complementar las políticas de mitigación de los GEI convencionales (CO2, CH4, N2O, HFC, PFC y SF6), incorporando también a los contaminantes con efecto a corto plazo, denominados “short-lived climate pollutants” (SLCP). En este sentido cabe destacar el importante papel que en el cambio climático pueden jugar el ozono y el “black carbon”, contaminantes que hasta fecha reciente se venían estudiando fundamentalmente desde el punto de vista de sus efectos sobre la salud y los ecosistemas.

Otro aspecto de gran interés en la evaluación integrada son las potenciales sinergias (co-beneficios y efectos contrapuestos) entre las políticas de mejora de la calidad del aire y de prevención del cambio climático. Como ejemplo de políticas complementarias en ambos campos, se ha incidido sobre la importancia del CH4 en el proceso de formación de ozono. Por el contrario, en el caso de la combustión residencial de biomasa, es objeto de debate si los beneficios en la disminución neta de las emisiones de CO2 compensan los efectos adversos que el incremento de las emisiones de PM10 y PM2,5 tienen sobre la salud.

 

 

José María Cascajo López

Responsable de Proyectos. División de Medio Ambiente

INERCO

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.