Como punto de partida, este Plan identifica la problemática más destacada, tanto desde el punto de vista de la calidad del aire (superaciones de ozono troposférico, partículas y dióxido de nitrógeno) como desde el punto de vista de las emisiones atmosféricas (con superaciones de los techos fijados a nivel europeo para óxidos de nitrógeno y amoniaco).

El Plan Aire, con la finalidad última de superar la problemática diagnosticada, comprende una serie de objetivos y medidas presentados a través de una estructura de fichas.

En el caso de los objetivos, se recogen aquellos específicos en los que se concretan los objetivos generales del Plan (desde el apoyo al uso de la bicicleta como medio de transporte alternativo hasta el desarrollo de directrices para la elaboración de protocolos de actuación en episodios de contaminación en el sector industrial), estimando su influencia global, los contaminantes afectados, así como las medidas contempladas para la realización de cada objetivo concreto. Para las medidas (que pueden ser tanto de carácter horizontal como sectorial), el esquema desarrollado, además de incluir una descripción de las mismas, permite identificar a los responsables de la implementación, el coste de las mismas, el cronograma previsto, así como la definición de los indicadores para el seguimiento de la eficacia de las mismas.

Este ambicioso Plan abre por tanto las puertas al desarrollo de medidas eficaces que permitan mejorar la calidad del aire y dar cumplimiento a las obligaciones legales, generándose importantes expectativas de asistencia técnica en Consultoría en las que la experiencia de INERCO puede constituir sin duda un importante valor añadido.

 

 

 

Ángel Pérez Garrido

Jefe de Área de Modelizaciones Ambientales. División de Medio Ambiente

INERCO

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.