Más de trescientos representantes de las principales compañías industriales de España y de la Administración analizaron los retos que la nueva normativa plantea para el sector industrial nacional. 

Especialistas en el desarrollo y aplicación de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de Evaluación Ambiental, durante las jornadas organizadas por INERCO en Sevilla y en Madrid, en colaboración con el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid, destacaron la importancia de esta ley como instrumento para simplificar el procedimiento de evaluación ambiental de planes, programas y proyectos, minimizar diferencias territoriales y aumentar la seguridad jurídica de los promotores.

Criterios de cambio sustancial AAI

La entrada en vigor del Real Decreto 815/2013, de 18 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento de Emisiones Industriales introduce nuevos criterios para calificar el carácter sustancial de la modificación de una instalación.
Entre éstos, recoge "la incorporación al proceso de sustancias o preparados peligrosos no previstos en la autorización original, o su incremento siempre que, como consecuencia de ello, sea preciso elaborar o revisar el informe de seguridad o los planes de emergencia regulados en el Real Decreto 1254/1999, de 16 de julio".

Ello implica que habrá proyectos que antes se tramitaban ambientalmente en un plazo máximo de un mes, que deberán ser tramitados mediante un procedimiento de mayor complejidad y duración mínima de seis meses.

Asimismo, durante las jornadas se destacó que someter la fracturación hidráulica (fracking) a procedimiento de evaluación ambiental ordinaria hace que "España se sitúe a nivel legislativo por delante de Europa".

 

 

 

Esther Valdivia

Directora

División de Medio Ambiente

INERCO

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.