Los pasivos ambientales pueden acumularse en el tiempo y afectar a la calidad ambiental (personas y/o ecosistemas), alterando su equilibrio. Pueden contaminar aguas (subterráneas o superficiales) suelos, subsuelos, cubiertas vegetales, etc. Como ejemplos de pasivos ambientales se tienen: almacenamientos de desechos en condiciones no adecuadas, vertimientos incontrolados, vertimientos a cauces de ríos, al mar, áreas mal abandonadas o clausuradas, zonas industriales afectadas, etc.

Actualmente en Colombia no existe normativa que regule de forma directa los pasivos ambientales. No obstante, existe la normativa sobre prevención, caracterización y gestión de residuos que constituye una herramienta para evitar la generación de los mismos.

Desde el punto de vista económico, un pasivo es una obligación presente de una determinada empresa, surgida de hechos pasados y que, al vencimiento de la misma, la empresa debe hacer desembolso de dineros que tengan beneficios económicos.

En el marco de la normatividad vigente en materia de preparación y presentación de información financiera, es importante hacer un análisis de los efectos que la aplicación de esta conlleva en el rubro “pasivo”.

La situación actual en Colombia de los pasivos ambientales hace necesario que se desarrolle el conocimiento y las capacidades para la ejecución de estudios y proyectos que impliquen la remediación de pasivos.

ACON Colombia dispone de un área especializada para la realización de los estudios, diagnósticos y recuperación de pasivos ambientales, que van desde estudios cualitativos tipo Fase I, hasta estudios de más detalle tipo Fase II y III.

Asimismo, cuenta con una amplia experiencia en Latinoamérica y Europa en proyectos de remediación de suelos y aguas subterráneas.

 


 

 

José Antonio Sánchez Dorado
Director de Suelos y Residuos
ACON Colombia

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.